Loading...
Cada vez que hacemos clic en un enlace para acceder a su contenido, se activa un complejo engranaje que se encarga de transformar las llamadas direcciones IP, que son secuencias numéricas que indican el lugar donde está almacenada la información del sitio que pretendemos visitar, en direcciones web (aquello que nosotros leemos en la barra de nuestro navegador). Las direcciones web están formadas por un nombre de dominio ( generalmente el nombre de la tienda que vamos a visitar, el blog que queremos leer o el periódico digital que queremos consultar) y una extensión de dominio.
Las extensiones de dominio nos dan información extra sobre algunos aspectos del sitio que vamos a visitar, como a qué va destinado o dónde se ubica.
Las extensiones de dominio se clasifican en GTLD (Dominios de Nivel Superior Globales) y CCTLD (Dominios de Nivel Superior de Código de País).
Antes de decidir qué extensión de dominio usar debo conocer cuales tengo disponibles y, de entre ellas, elegir la que más se adecue al sitio web que quiero crear. Por ello, algunas plataformas encargadas de la compra o registro de dominio (registradores de nombres de dominio) como Shopify, Hostinger o Arsys te ofrecen en el momento en que accedes a su buscador de dominios disponibles, todas las combinaciones libres, cambiando las extensiones de dominio (.es, .com, .net …).
De entre todas las disponibles, puedes barajas una elección acertada pero, ¿Qué significa cada una de esas extensiones?

EXTENSIONES GTLD:

Hacen referencia a los dominios que indican a qué va destinada la página, entre los más utilizados destacan .com (para sitios comerciales), .net (sitios relacionados con internet), .edu (para páginas relacionadas con la educación), .mil (para sitios militares) o .org ( para organizaciones no gubernamentales o sin animo de lucro), .gov ( para gobiernos), .mobi, .jobs, .info, .coop, etc.
Por ejemplo, si lo que queremos es abrir una tienda online, de entre las extensiones nombradas, la que más se adecua a nuestro tipo de web, sería la terminación .com.

EXTENSIONES CCTLD:

Hacen referencia al lugar o país donde se ubica ese sitio web. Existen prácticamente tantos como países, contando algunos, además, con dominios por región (por ejemplo, en España existen los dominios .cat). Existen páginas como Wikipedia que elaboran listas actualizadas de todas aquellas terminaciones existentes.
Siguiendo el ejemplo anterior, si quisiéramos abrir una tienda web ubicada en Francia, usaríamos la extensión .fr.

DOMINIOS DE TERCER NIVEL:

Existen discrepancias en cuanto a su clasificación. Para algunos son aquellos que se forman a partir de subdominios, por ejemplo, las páginas abiertas en blogspot o wordpress, formarían parte de este elenco. Se trata de dominios ubicados dentro de otros dominios más amplios.
Para otros, en cambio, los dominios de tercer nivel son una combinación de las extensiones CCTLD y GTLD, es decir, cuando vemos un sitio web que cuenta con un dominio de tercer nivel, observaremos la terminación .edu.es, .com.es, .org.pt, .mil.mx, etc. Estos dominios nos dan dos tipos de información sobre el sitio web.

¿QUÉ EXTENSIÓN ELEGIR PARA POTENCIAR EL SEO?

Lo ideal según los profesionales del sector, es elegir un dominio GTLD, ya que no encierras tu página a un país o territorio determinado. Es decir, si eliges un dominio .pt, parece que le estás indicando a Google que efectivamente quieres sólo aparecer en las búsquedas de Portugal.
Lo ideal es poder comprar todas las extensiones posibles en el momento de hacer el registro de nuestra web aunque, cierto es, esto aumenta de manera tormentosa el presupuesto. Por ello, busca registradores que oferten tarifas asequibles, como por ejemplo, Shopify que ofrece tarifas interesantes a los recién llegados al mundo online. Si no te convencen las grandes plataformas, busca alguna menos conocida pero con servicios aptos a precios competitivos.

CONTACTO

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Subject

 Tu Mensaje